954 52 48 39 / 615 55 97 11 comegu@comegu.es

Un poquito de historia :

Los primeros transformadores se desarrollaron a finales del siglo XIX. Más tarde, a principios del siglo XX empezaron a usarse las máquinas de soldar en el proceso de unión de metales mediante la soldadura por arco. Hasta entonces la unión de distintas piezas de acero se había realizado mediante remaches, forja y soldadura con gas, un proceso lento y costoso. Esto trajo la necesidad de crear electrodos de soldadura de arco recubiertos.

La soldadura se expandió enormemente durante la primera guerra mundial en la construcción de buques y tanques de acero. A medida que la red eléctrica creció también lo hizo la soldadura por arco y la soldadura por transformador perfeccionándose estas máquinas año tras año mediante una gran investigación y desarrollo.

Hasta la década de los ochenta la mayoría de las máquinas de soldadura se basaban en transformadores con corriente alterna algunos con la conversión a corriente continua.

Estos transformadores cuentan con un selector de corriente de baja precisión que impide realizar un ajuste fino de los parámetros de soldadura. Tiene un interruptor de encendido y dos cables.

Posteriormente se desarrolló un equipo con tecnología de generador, el cual ofrece más beneficios debido a que aun siendo un generador de corriente directa, permite seleccionar la polaridad.

Estas son dos de las tecnologías más utilizadas anteriormente en la industria, algunas siguen utilizándose pero ya han ido entrando en desuso, sobre todo la tecnología de generador.